miércoles, 17 de abril de 2013

Una pérdida de tiempo



 Hola, soy una pérdida de tiempo. ¿Cuanto? Eso depende de cada uno. Hay gente que cree que toda su vida es una pérdida de tiempo. Otros pierden el tiempo por placer. Otros se agobian cuando creen que han perdido una hora de su tiempo. Hay pérdidas de tiempo colectivas o individuales o por parejas. Hay gente que cree que ha perdido el tiempo pero, en realidad, no ha sido así; aunque él nunca se dará cuenta de ello y ese tiempo siempre será contabilizado como perdido y su aprovechamiento nunca será reconocido por nadie. A esto yo le llamo una perdida de tiempo "surrealista".

 Existen pérdidas de tiempo "relativas" como la de leer este ¿Artículo? ¿Historia? ¿Comida de tarro? (Todo es relativo). Cuando acabes de leer esto igual te da la sensación de que has perdido el tiempo (Yo también pensaría lo mismo) pero todo depende de la mentalidad con que lo leas. Yo me estoy descojonando mientras lo escribo aunque estoy convencido de que lo que estoy escribiendo es una chorrada de mucho cuidado pero intento reírme de mi absurda situación (Soy una pérdida de tiempo con la mentalidad muy abierta).

 Te recomiendo que leas esto con tranquilidad, con paciencia. Relájate, tómate un cafetito para que su lectura no te haga sentir imbécil. Sé que es difícil. Comprendo que perder el tiempo conscientemente es algo extraño pero, como te decía, todo es relativo… aunque esto podría llegar a convertirse en una pérdida de tiempo "estúpida" (Todo es relativo hasta cierto punto, tampoco nos pasemos).

 Me gustaría que perdiésemos este tiempo juntos. Perder el tiempo tampoco es para tanto. Yo llevo tiempo, tiempo y tiempo perdiendo el tiempo, ya no sé cuanto tiempo pero mucho, mucho, mucho tiempo. Es mi vida y no esta tan mal.... Perdón, te estoy haciendo perder el tiempo... aunque, de momento, espero que este siendo una pérdida de tiempo "agradable". También hay pérdidas de tiempo "desagradables" como pasarte toda la noche viendo la tele y, después de un montón de horas, darte cuenta de que todo lo que has visto te ha parecido una mierda y sin embargo te lo has tragado.

 También hay pérdidas de tiempo "inexplicables". ¿Cómo he podido perder el tiempo hablando con este gilipollas? ¿Que hago en el cine aguantando una película inaguantable? ¿Porqué no me voy? ¿Porqué tengo que soplar el alcoholímetro si lo único que quiero es llegar a casa y quedarme sobado? ¿Porque siempre intento ir en coche al centro de la ciudad en un Jueves Santo a la hora de la procesión?... inexplicable.

 Otra pérdida de tiempo es la que yo llamo "canjeable". Es aquel tiempo que sabes a ciencia cierta que vas a perder pero que puedes elegir libremente el modo de hacerlo........ ¿Pierdo el tiempo paseando o me apalanco en un bar a releer el periódico por tercera vez? ¿Pierdo tres horas y pico pensando en como aprovechar el tiempo o me voy al cine a ver una película china de tres horas y pico con subtítulos? ¿Me apunto a clases de yoga o de informática sabiendo que no me interesa ninguna de las dos cosas?....

 También están las pérdidas de tiempo "optimistas". ¡Que bonito es perder el tiempo! ¡Uau! ¡Oh, voy a perder el tiempo durmiendo! ¡Vaya tarde más guapa que me he pegado panza al sol! ¡Vaya película más pesada pero que pérdida de tiempo más maravillosa! ¡Uau, es domingo y solo son las nueve de la mañana! ¡Voy a revolverme en la cama hasta que me duelan los huesos! ¡Uauu!

 En cualquier caso, las pérdidas de tiempo somos un lujo al alcance de todos aunque algunos se vanaglorien de aprovecharlo al máximo. "¡Yo no tengo tiempo para perder!" Personajillos que están todo el día atareados con cosas tan absurdas que ni se dan cuenta que, en el fondo, toda su vida es una gran pérdida de tiempo; aunque no es nada extraño que intenten enmascarar su tiempo con metales preciosos...  - ¡Mi tiempo es oro!-  dicen -...  ¡Tu tiempo es cómo el de cualquiera, majo! .... ¡Tu tiempo es ya! ¡Tu tiempo es ayer! ¡Tu tiempo es hacer cola para comerte una asquerosa hamburguesa! ¡Tu tiempo es buscar aparcamiento! ¡Tu tiempo es hacerle la pelota al jefecillo de turno! ¡Tu tiempo no es de oro, se derrite como el de cualquiera!... Uy, perdón, me he enfadado. No quiero que pienses que soy una pérdida de tiempo "desagradable" pero es que siempre estáis igual, que si el tiempo, el tiempo, que si hay que aprovechar el tiempo, que si no sé qué, que si no se cuantos. Siempre nos echan la culpa de todo, creo que en las escuelas tendrían que enseñar a los niños a perder el tiempo con naturalidad. 1ª Lección: "Aprovechar el tiempo no es obligatorio"

   Un día, perdiendo el tiempo, leí en una revista que los humanos no sabéis ni respirar; no me extraña, preferís asfixiaros antes que perder el tiempo en respirar bien. Las pérdidas de tiempo se disfrutan o se sufren o se comparten o se callan o se esconden o se olvidan o se esquivan o se niegan o se reconocen...  o se escriben... o se leen... 

Espero que esta te haya sido agradable...  o inexplicable…  o surrealista, que más da.

martes, 9 de abril de 2013

UN HOMBRE ENFERMO QUE QUIERE MORIR



  Hola, soy un hombre enfermo que quiere morir. Bueno, más que un hombre, soy como un vegetal, aunque, pensándolo bien, ni siquiera soy un vegetal... ¡Ojalá! Por lo menos notaría cómo me crecen las raíces ó cómo se mueven los insectos alrededor de mis flores, incluso notaría el dolor que deben producir los gusanos al devorar mis hojas, pero lo más parecido a un gusano que tengo cerca son los dedos de las  enfermeras de este horrible hospital. No es que sean malas personas. Bueno, hay de todo. Lo que pasa es que llevo 15 años sin poder levantarme de la cama y eso te hace ver todo gris, irreal y deformado. Soy tetraplégico y solo puedo mover la cabeza.



  Hay muchos tipos de enfermeras (En 15 años he tenido tiempo de saberlo). Hay algunas que realmente sufren por ti y me dan un poco de lástima porque lo pasan muy mal. Llegan por la mañana con unas ojeras como plazas de toros y te miman como si fueses su hijo y cuando les dices que quieres morir, te comprenden. Estuve a punto de convencer a alguna de ellas de que me ayudara a acabar con mi vida, pero después no podía soportar  imaginármelas remordiéndose la conciencia continuamente. No me moriría tranquilo.



  Hay otras que van de duras, como si no pasara nada. Es una estrategia que no funciona, aunque ellas piensan que sí. En mi caso, por mucho que quieran crear un ambiente de normalidad, no lo consiguen. Cuando eres consciente de lo que pasa, cuando llevas 5, 10, 15 años en una cama no hay quien pueda sacártelo de la cabeza. También intenté, sin éxito, que una de ellas me ayudara, pero la mayoría me daban un sermón sobre la existencia... ¡Qué sí,... que lo sé!... No hubo manera.



  Las amargadas son las más difíciles de aguantar. Esas sí que son deprimentes. No pueden aguantar su trabajo, pero tienen miedo a dejarlo y no encontrar otro empleo. Han estudiado para ser enfermeras y se agarran a ello como lapas. No hay más que mirarlas a la cara. Están deseando salir de allí. No soportan su trabajo ni a los enfermos. Se agobian y te agobian. También intenté que alguna de ellas me ayudara a morir, pero ni por esas. - ¿Quién, yo?.... Solo me faltaba eso - decían.

 

  Otras hacen bromas y cuentan chistes continuamente. Se nota mucho que lo hacen un poco forzadas por la situación y, aunque a veces me hacen reír, después aún me deprimo más rápidamente. A estas cuando les pedía que acabaran con mi vida, se echaban a reír como descosidas. Me tomaban a broma. Igual era porque tenía la cara medio agarrotada y se me había quedado una media sonrisa tonta, igual era por eso, no lo sé.  Me encuentro siempre en una especie de laberinto y sólo se me ocurre una salida. Acabar de una vez. Naturalmente, sin dramatismo. Morir y ya está. No estoy pidiendo la Luna.



  A veces me siento una criatura de ciencia-ficción. Me gusta la ciencia-ficción (Iba a decir "me gustaba", pero aún estoy vivo). En todo este tiempo he visto centenares de películas, he leído montones de cómics (Gracias a un mecanismo electrónico con el cual puedo pasar las páginas) y he soñado mil veces que bajaba las escaleras del hospital convertido en un mutante extraterrestre y escapaba con mi nave espacial en forma de aspirina (¡Eso si que sería ciencia-ficción!).

  Estoy aquí por culpa de un accidente de tráfico… Pero, no os preocupéis, que no voy a deciros aquello de que no corráis, que os pongáis el cinturón, que ya veis lo que pasa y todo eso. A mi me gustaba correr y nunca me ponía el cinturón. Me compré un coche de esos que anuncian por la tele: "DE 0 A 100 km./h EN 7,9 SEGUNDOS. ¡INCREIBLE! GXRT2. ¡LA BESTIA DEL ASFALTO!”…  ¿Quién soy yo para dar consejos?



  Sinceramente, ya no estoy triste (Aunque pueda parecerlo). He llegado, incluso, a divertirme en esta cama. Simplemente quiero morir. No es tan dramático. Cualquier animal, al que le llega su hora, se va a un rincón y se muere. ¿Porqué no puedo yo? - ¡No te dejaremos morir como un perro! - dice mi familia. Pero, ¿Qué pasa? ¿Que no tengo los mismos derechos que un perro?



  Cuando me dicen esto siempre me acuerdo de las películas del Oeste cuando el caballo se rompía una pata y el John Wayne de turno le pegaba un tiro para que no sufriera y todos los espectadores nos quedábamos mucho más tranquilos, pensando que era lo que había que hacer. ¡Que suerte tienen los caballos! ¡Yo sólo quiero eso! Hombre, pegarme un tiro seria un poco bestia pero hay formas mucho más limpias de acabar con mi vida.



  Lo que más hago en esta cama es soñar. Tengo sueños de todos los colores. He tenido sueños hasta con el Papa. Se me acercaba volando enganchado a un Mini-Zeppelin con una jeringuilla en la mano derecha y un libro de cocina en la izquierda y me decía: - Las recetas de Dios son incalculables, come de su tarta - Abría el libro y después me recitaba una de esas recetas. Las había para todos los gustos: "San Jacobos al vino tinto", "Lentejas Urbi et Orbe", "Pinchos de Judas", "Judías con hostias a la vinagreta", "Espaguetis Fumata Blanca", "Tripas de cura comunista con salsa roja", cada sueño una diferente, pero la que más me llamo la atención fue "La ensalada de carne estilo Burundi". No os digo los ingredientes porque daban un poco de asco. Era un sueño, ya se sabe.



  En algunos sueños elijo el verano para morir. Es mi estación preferida. Imagino que me dejan en un bosque de pinos de esos que dan a una playa con agua cristalina. Me gustaría morir ahí tirado en la playa con las olas yendo y viniendo y el sol en todo lo alto. Frío y caliente. Seco y mojado. Iluminado y, a la vez, ciego. Resbalando, poco a poco, hacia el mar…



   En mi caso, estar despierto es como estar dormido y cuando duermo me siento más vivo. Cuesta explicarlo. Esta es la sensación que me hace elegir la muerte como el único camino para mí. En el sueño me puedo mover libremente pero cuando despierto todo se limita a cuatro paredes blancas. Bueno, la pared de enfrente tiene unos cuadros preciosos de paisajes. A veces sueño que estoy despierto y me meto en los cuadros. Imagino que es lo que hay más allá del dibujo. Detrás de ese árbol, sí, el de la derecha, vi a una mujer escondida… y estaba despierto... Bueno, no estoy seguro... Creo que intentaré dormir un poco...

 

¡Ah, se me olvidaba!... Mi nombre es Eutanasio... Buenas noches y hasta mañana... supongo.


miércoles, 28 de marzo de 2012

La cena de empresa

Aquel día tenía hambre, como todos los días. Por la noche tenia que ir a la cena de empresa que organizaba la Editorial Phrakaso, una pequeña editorial alternativa para la que trabajo, especializada en escritores noveles con ideas absurdas… como yo… He editado 2 libros con ellos… el primero fue un libro de autoayuda que se vendió bastante bien para lo que estaban acostumbrados… Se titulaba “Como vivir sin trabajar” y en él explicaba algunos trucos para sobrevivir en las ciudades sin tener un duro… Supongo que el titulo ayudó a vender algunos ejemplares porque una gran mayoría de la población tiene en mente dejar de currar algún día… Lo que pasa es que quieren dejar de trabajar pero sin perder su nivel de vida y eso solo se consigue ganando a la lotería… Por eso todos juegan a la lotería y no compran libros como el mío…
 
El libro estaba dividido en cuatro partes: Vivienda, alimentación, vestuario y un capitulo especial dedicado al ocio… En el primer capitulo hablaba de los problemas de ocupar un piso vacío… resaltando en primer lugar todas sus incomodidades y aclarando temas legales y todo eso… Yo no tenía ni idea del tema y puse algunas cosas que había leído por ahí…

En el tema de la comida resaltaba la recogida de comida caducada en los supermercados y el robo de verduras en esos mercadillos callejeros donde puedes ponerte tu mismo el producto esperando a que te atiendan para que te lo pesen y pagar la cuenta… Explicaba que el truco es escoger un puesto donde haya mucha gente esperando, llevar un carrito de la compra y, disimuladamente, ir metiendo bolsas llenas de naranjas, o de lo que sea… Después preguntar el precio de los aguacates o algún otro producto exótico y poner cara de circunstancias dando a entender que te parece muy caro… Darse la vuelta dejando pasar a los que esperan, seguir merodeando un rato y marcharse tranquilamente.

También puedes comerte un menú sin pagar. Esto es extremadamente fácil… solo tienes que ir vestido con traje y corbata y conseguir un teléfono móvil estropeado. La ropa y el móvil son fáciles de conseguir basta buscar cerca de algún container. Si no encuentras un móvil puedes hacerlo con cualquier objeto de forma parecida… Nadie se dará cuenta…  Pides el menú, te lo comes y antes del postres haces ver que te llaman por teléfono y no tienes cobertura… sales a la calle para hablar y te largas… por supuesto esto debes hacerlo cada día en un sitio diferente… eso no es problema en la ciudad hay miles de cafeterías, restaurantes y bares. Esta es una forma “elegante” de hacerlo, la otra es comer e irse sin más… A ver quien te pilla… Lo del traje y corbata tampoco es imprescindible aunque aun existe la creencia de que la gente que va bien vestida es mas respetable… Un error del que hay que aprovecharse… ¡Que equivocados que están!... La mayoría de los ladrones llevan corbata, eso lo tengo más que comprobado… Yo cuando veo un tipo con corbata que me quiere vender algo ya empiezo a desconfiar… solo por la corbata… En caso de apuro también puedes rebuscar en la basura de los Fast food… Normalmente la gente tira la mitad de lo que han pedido y con suerte aun esta dentro de su recipiente… es una mierda pero por lo menos te llena el estómago.

Si algún día quieres pegarte un atracón basta con colarse en una boda… aquí si que la corbata es imprescindible… Solo tienes que enterarte donde hay un restaurante donde hacen banquetes… Esperas a que vengan los invitados… Te mezclas entre la multitud… Entras en el restaurante… Esperas que todo el mundo se siente y detectas los sitios que quedan vacíos… Normalmente el que falla siempre es un familiar lejano que no conoce nadie… Te sientas… y a comer... Si alguien te pregunta algo te inventas un rollo y ya esta… no hay problema… la mayoría en cuanto llega la comida se olvidan de quien es quien… 

El tema del ocio creo que era el mas interesante porque nadie piensa en vivir sin un duro y encima poder ir a conciertos, poder tomarse una copita o ir a bailar… por supuesto esto es mas complicado… Un método en los conciertos puede ser este: Te colocas en la cola de invitados… vas asomando la cabeza intentando quedarte con alguno de los nombres de la lista… lo memorizas y cuando te preguntan dices con toda seguridad y sin titubeos… Javier Martínez… ya tienes una entrada o dos... si tienes dos puedes invitar a alguien solitario que este en la cola… le harás un favor… Después vendrá Javier Martínez y se cagará en tu puta madre pero ese ya no es tu problema.

Lo de tomar copas en los bares es un poco mas cutre… Contaba que hay que ir cuando el local esta a tope y en cuanto uno se pone a bailar o se despista le pillas el cubata y te vas a la otra punta del local… en muchos casos incluso puedes elegir el tipo de cubata…

En fin, escribir aquel libro fue un divertimento… casi todo eran conjeturas… la realidad siempre es muy diferente… La verdad es que me di cuenta que con un poco de imaginación puedes escribir de cualquier cosa aunque no tengas ni puta idea.

La cena de empresa estuvo divertida... Como la editorial no es lo que se diga muy “boyante” el menú era bastante austero… Ensaladas variadas, embutidos, quesos, pescados ahumados, tortillas de patatas y pan con tomate… Cosas sencillas pero apetitosas… Le comenté al director lo de mi novela “El perro más listo del mundo” y sorprendentemente le pareció gracioso… Es lo que tiene trabajar con esta gente… están como una cabra...

El segundo libro que hice con ellos, mi primera novela, no vendió mas de 200 ejemplares, se titulaba “Que se mueran todos” y trataba de un reconocido psicólogo radicalmente escéptico que no soportaba a la gente… cuando conocía a alguien, cuando conseguía una amistad, solo le buscaba los defectos hasta que estos se hacían insoportables…  Cuando llegaba ese momento los asesinaba de forma cruel… Antes de matarlos los amordazaba y les descubría uno a uno todos sus traumas… Todos morían de la propia depresión que les producía escuchar aquello sin derecho a replica… Algunos de aquellos discursos creo que me quedaron bastante bien… Me gustaba la idea de que un psicoanalista usara esos métodos… Un “psicoasesinato” que no dejaba huella… Al final se harta de si mismo y se suicida…

En la cena alguien me contó que conoció a un tipo que había seguido al pie de la letra mi libro “Como vivir sin trabajar”… Parece ser que era bastante torpe poniendo en práctica mis métodos y le rompieron la cara un montón de veces… Porteros de discoteca, verduleras, camareros, hasta un niño le puso la zancadilla un día que intentó robar una piruleta en un quiosco… me dijo que actualmente residía totalmente desahuciado en un psiquiátrico de Guatemala… En el libro me olvidé decir que no todo el mundo sirve para estas cosas… que en realidad la inmensa mayoría de nosotros no sabemos vivir sin trabajar… que incluso lo necesitamos… Quizá lo explique en un próximo libro: “El trabajo y su puta madre”, por ejemplo.

domingo, 4 de diciembre de 2011

UNA MOSCA VOLANDO ALREDEDOR DE UNA MIERDA


  Hola, soy una mosca volando alrededor de una mierda. La mierda en cuestión es la de un humano y estoy dudando en aterrizar. La última vez que probé la mierda de un humano estuve tres días con indigestión y las alas se me agarrotaron durante horas. Tuve que volver a casa andando... ¡Menudas agujetas!

  Y es que la mierda de los humanos suele estar llena de grasas, sobre todo la de los adultos. Comen demasiada carne, demasiados embutidos, demasiadas salsas, demasiado de todo y encima tienen que tragarse un montón de aditivos que le dan un sabor asqueroso a sus mierdas.

  Me gustaría probar una mierda como las de antes. Sin conservantes ni colorantes ni porquerías de esas. Ultimamente hasta la mierda de vaca sabe rara y eso es por la influencia de los humanos que les dan de comer cualquier cosa llena de productos químicos. ¡Con lo que a mí me gusta la mierda de vaca!
  Solo las moscas más antiguas recuerdan el sabor que tenían las autenticas mierdas de campo. Hay noches que nos reunimos alrededor de una gran mierda (De lo que sea) y escuchamos las historias de los mayores que nos cuentan el sabor que tenían las antiguas mierdas. Todos suelen coincidir que los 60´s como los mejores años para comer mierda de humano. ¡Aquello si que eran buenos tiempos! Siempre acaban añorando los años pasados y es muy emocionante ver a algunos contar sus aventuras.
  Como aquella mosca verde que estuvo en Woodstock (En el autentico, no en ese que hicieron hace unos años. ¿Porque coño siempre tienen que conmemorarlo todo? ¿No basta con recordarlo?).
  - ¡Menudos colocones pillaba con la mierda de aquellos hippies! - nos contaba la mosca verde mientras cataba el cagarro que había para cenar..... ¡Puagg, es de humano! -

  Sigo dudando en aterrizar en esta mierda pero al final tendré que hacerlo; llevo un par de días sin probar bocado y cada vez es más difícil encontrar algo comestible...  ¡Choooff! ¡Vaya, es una de esas mierdas que te dejan pringado! Lo peor es que después no hay quien se limpie la cara con las patas...  Bueno, en realidad, ya estoy acostumbrado a todo aunque, a veces, cueste reconocer que tu vida transcurre alrededor de una galaxia de mierdas. ¡Que le vamos a hacer!

  Parece una buena mierda. Creo que es de niño, 6 o 7 años, diría yo. Es un poco lechosa, de color suave y huele a yogur con colorantes. Hay algunos trozos de semilla de girasol que la hacen especialmente apetecible pero antes de hincarle el diente voy a seguir examinándola, no vaya a ser que me pase como aquel día  que me quedé enganchado con un chicle de fresa...... Menos mal que pasaba por allí un moscardón y logró rescatarme. Lo pasé fatal.

  Ummm...  Hay partículas de hígado de ternera, algún que otro fideo... Ummm...  (Ya he empezado a comer, no he podido aguantar más). ¡Está riquísima!... ¡Uy, un hueso de aceituna!

   ¡Ahí vienen mis compañeras!.... Las moscas tenemos un instinto natural para localizar mierdas. En cuanto una de nosotras la encuentra, las demás vienen (como moscas) en cuestión de segundos y la compartimos sin que nadie se "mosquee". Nadie es dueño de una mierda por el simple hecho de encontrarla. Las moscas somos, ante todo, solidarias.

  Espero que nadie se haga una idea equivocada. No comemos mierda todos los días. Las mierdas son el manjar más exquisito, el que contiene mas proteínas, la crême de la crême y no es fácil encontrarlas. Normalmente nuestro alimento principal es la basura. De eso si que hay en cantidad, cada vez más. También nos gustan los animales muertos (Mejor si están podridos) pero eso es el último recurso... En verano suelen haber muchos por las carreteras... sobretodo de perro.

  Ya queda poca cosa aprovechable en esta mierda y además se esta secando. Una mierda seca no tiene ningún alimento y se vuelve agria. Las moscas decimos que están caducadas y las marcamos con una señal para que otras moscas no caigan en la tentación de probarlas.

  Bueno, al final no ha estado tan mal el banquete. Demasiado hígado para mi gusto (Que manía tienen las madres de darle de comer hígado a los niños) y algunas partes estaban un poco saladas, pero he disfrutado de lo lindo con las zonas más jugosas...

¡Hasta pronto y que aproveche!

domingo, 17 de julio de 2011

UN PARRICIDA



Hola, soy un parricida... Bueno, soy un parricida desde hace diez minutos... Me he cargado a mis padres mientras dormían... Ha sido fácil y muy poco emocionante (como su vida... y la mía)... Les he cortado el cuello con el cuchillo del jamón... Es un jamón serrano de los que se compran para Navidad y que si no te lo comes pronto acaba lleno de moscas...  Estaba lleno de moscas y el cuchillo colgaba de una cuerda... Lo he cogido sin pensar, sin premeditación, no tenía nada planeado...  ¡Me encanta la improvisación! Todo el mundo tendría que improvisar...  ¿Qué vas a hacer mañana?... ¡Y yo que sé!... ¿Y tu?... ¡Ni idea!... Hoy no he ido a trabajar...  ¿Porque?... No tenía hambre... ¿Vas a ir al cine esta noche?... No sé, no lo he pensado, quizá me quede en casa matando a mis padres.

  Todavía están sangrando y a  mamá ya no le importa manchar la alfombra. Ya no tendrá que lavar la ropa ni ir a comprar ni hacer la comida ni fregar. Ya no tendré que oír sus continuas quejas sobre su aburrida vida...  -¡Mas me valdría estar muerta! - dijo una vez -... Si no estaba a gusto ¿Porque no se largaba?... ¿Porque siempre esperaba que decidieran los demás?...

  Ultimamente ya me daba asco estar en casa... Había un ambiente sucio... Un sucio espeso... Palabras sucias, gestos sucios, pies sucios... los míos, lo reconozco... Mis pies eran lo más sucio de la casa y el tema preferido de papá cuando no sabía de que hablar... Mis pies han provocado más de una pelea... Era increíble ver como transformaban un simple comentario sobre el olor de mis pies en una discusión sin sentido sobre sus propias represiones.

  De pequeño creía que todo era una película y que mis padres estaban protagonizando un culebrón sobre mi vida. No podía creer que por el simple hecho de que mi madre se hubiese olvidado de comprar vino, acabaran a palos... Yo los escuchaba mientras comía, desde la cama, viendo la tele, en el lavabo mientras intentaba masturbarme y veía que el liquido que sacaba era casi transparente y no de color leche como me había dicho uno de la clase de los mayores. También los escuchaba en el colegio... Hablaban por la boca del Sr. Escamilla (lo de “Señor” es un decir), el profesor de todo... Todo un cerdo... ¡Bah! No me apetece ni hablar de él.

  Papá ya ha dejado de sangrar y siento un alivio especial... Mientras sangraba, me daba la sensación que lo hacia para putearme, para decirme: "Todavía estoy aquí, chico"... Confundía la sangre con sus insultos...  - ¡Inútil, Inútil, Inútil! - era su palabra favorita... Lo peor es que yo le creí hasta que me di cuenta que no había más inútil que él... Ni siquiera le gustaba la música!!... ¡Música!... Voy a poner un poco de música para papa!... ¡Mejor, aún!... Le pondré los auriculares y una cinta de algún grupo punk de esos que odiaba...  - ¡Baja la música, pedazo de animal!!! - decía mientras la televisión escupía uno de esos asquerosos concursos de colores con gente de colores, con bocas de colores, regalos de colores y personas idiotizadas por un simple coche... ¡EL COCHE!!!... Y parecía que habían arreglado el mundo. Seguro que se acaba con las guerras en todo el planeta y no se ponen tan contentos. ¡Un puto coche!

  ¡Ding, dong!¡Ding, dong, dang, dong, dang!!... Han llamado a la puerta... Es uno de aquellos timbres con melodías divertidas que te hacen pensar que la gente que vive en esa casa es simpática y feliz (obviamente, no es el caso)... No sé que hacer... Creo que es el cartero... Espero para ver si es cierto que el cartero siempre llama dos veces...  Pues no, este se pira...  - ¡¡Cartero!!¡¡Cartero!! -... - No soy cartero, soy mensajero -...  -Ah, por eso no has llamado dos veces -... - No, no he llamado dos veces porque ese timbre es un coñazo, toma firma aquí -... - ¿Que es?-...  - Y yo que sé! A ver si te crees que voy todo el día mirando los paquetes que reparto...  ¡Hala, hasta luego! -

  Al principio he pensado que el paquete podía contener algo interesante pero solo son dos horripilantes almohadas cervicales... Seguro que mamá las compró por aburrimiento y de tanto verlas por la tele..."¡Y lo mejor es que mi marido ya no ronca!"... Tranquila, mamá, papá ya ha dejado de roncar...

... He decidido que este sea el último deseo de mamá... Usar la almohada cervical... y se la he colocado debajo del cuello, como en la tele... Me parece que no esta muy cómoda.

Cada vez me siento mejor y creo que he hecho lo que debía hacer... Estoy contento... Por fin he dejado de ser un imbécil al servicio de las paranoias de dos insípidos adultos...

....Es extraño, tengo unas ganas locas de limpiarme los pies.

lunes, 20 de junio de 2011

Con cariño (a pesar de todo)

Hola Sr. político,

Estuve en la manifestación de ayer en la plaza Catalunya... solo decirle que me lo pasé muy bien... no sé la gente que había porque no tengo helicóptero y era muy difícil hacer las cuentas... pero eso da igual... las cifras importan poco porque la energía estaba allí... y eso no podrá cuantificarlo nunca... 

Fue muy agradable ver que no había apenas policía durante el recorrido... me sentí muy a gusto... No como el otro día en el Parlament que nada mas llegar vi como habían sitiado el Parc de la Ciutadella (Cosa que me violentó muchísimo)... policías con cascos, porras y chalecos antibalas me transmitían un "estado de sitio" que no experimentaba desde hacia mucho tiempo... y no ayudaban mucho a que el acto empezase pacíficamente... A mi lo primero que se me ocurría era preguntar porque los ciudadanos de Barcelona no podíamos entrar en nuestro parque... y después me entraban ganas de saltar la verja en masa y apropiarnos de lo que es de todos... No lo hicimos aunque a muchos nos hubiese gustado... pero somos pacíficos, que le vamos a hacer... Tendremos que esperar que nos aprieten un poco mas las tuercas para rebelarnos de ese modo... Quizá dentro de un tiempo, si todo sigue igual  (o peor), no os va a servir de nada tanto policía porque nos abalanzaremos sobre ellos para que nos dejen pasar... lo tendremos que hacer por cojones o por ovarios (igualdad ante todo)... 

Siento mucho que le pintaran a Ud. la cabeza con un spray o que le insultaran o que le escupieran... lo siento de veras... esa violencia no la veía yo desde que iba al colegio... ¿Es denigrante, eh?... Si, a algunos niños les pasa... es una putada... Pero después  pensé que quizá algunos estaban mas violentados que yo al ver tanta policía por allí y que era mucho mejor ese tipo de violencia de patio de colegio que usar los métodos de la Kale borroka... (Término que hay compañeros suyos que creo no saben lo que significa exactamente... Containers quemados, autobuses volcados, cócteles molotov, lanzamiento de piedras... y otras cosas por el estilo)... quizá hubiesen preferido eso para tener imágenes espectaculares para sus televisiones... Vaya, que lastima... tendréis que seguir usando imágenes de Grecia porque aquí "todavía" no puede ser.

Me gustó mucho vuestro acto de comparecencia en los medios... todos unidos contra la intolerancia... que bonito... todos los partidos indignados... incluso los de izquierdas... que parece que ya no se acuerdan de nada... que ni siquiera dejan pasar unas horas para informarse bien de lo que pasó... demostrando una cosa que ya sabíamos hace mucho tiempo... que ya no nos sirven... y sabe mal porque algunos parecen majos.

Tengo la sensación de que estáis un poco desorientados... ¿Eh?... ¿Eh?... ¿que está pasando?... ¿familias por la calle con sus niños después de lo que pasó en el Parlament? ¿Como puede ser? ¿No tienen miedo?... 

Ayer salimos a la calle y no nos hizo falta que vinieseis a ayudarnos con la seguridad... porque allí nadie tenia miedo de nada... el miedo que nos queríais transmitir no existe... os lo inventáis vosotros... No queremos quemar el mundo solo cambiarlo... ¿No os habéis enterado todavía?... ¿Quizá os extraña?.. ¿Una revolución pacifica?... ¡Dios mío!... ¿Que vamos a hacer?... ¿Como se lucha contra eso?... No se puede luchar contra eso a no ser que se use la violencia...  y por ese motivo lo único que queréis es que se líe una buena trifulca para acabar con el tema de un brochazo... Pero nosotros los brochazos solo los usamos para encalar paredes... nos gustan más los trazos finos y si puede ser con sensibilidad... para pintar otros cuadros... en color o en blanco y negro, según lo que nos haga falta... y, además, no tenemos prisa... no tenemos que ir a destajo porque lo hacemos gratis.

Espero que se haya enterado de algo de lo que le he dicho... no es muy complicado... simplemente tiene que desconectar un poco de su mundo... dejar de mirar el periódico cada día para ver si hablan de usted... si sale su foto... Lo siento, solo es un ser humano mas... pequeñito, pequeñito... y disculpe la ironía... pero a veces no sabe uno como comunicarse con ustedes.

Con cariño (a pesar de todo).
Daniel.

PD: Ah!... y cuidado con las comilonas que se le esta poniendo una barriga considerable... Cuidese, póngase en forma... quizá tenga que correr algún día delante de esa policía a la que tanto magnifica... cosas mas raras se han visto.

miércoles, 8 de junio de 2011

Un día cualquiera

Hola, soy un día cualquiera... Lo único que diferencia un día cualquiera de otro es la fecha... Yo soy el miércoles 8 de junio de 2011... Este es mi carnet de identidad y la única referencia que tengo sobre mi existencia siempre que durante las 24 horas de mi vida no pase algo tan importante para los hombres que mi nombre se recuerde como una fecha memorable para la historia de la humanidad, como el 12 de Octubre de 1492... aunque no entenderé nunca como pueden darle tanta importancia a esta fecha... Resulta que un tal Cristóbal estaba buscando un camino más corto para ir desde Europa a las Indias y, por casualidad, se encuentra con las Américas... ¡Pues no es para tanto!... Podría haber pasado cualquier otro día y además fue de chiripa... ¡Anda que no chulea ni nada el 12 de Octubre de 1492!... ¡Tendriais que verlo!... Siempre nos cuenta el mismo rollo de los hermanos Pinzones y no sé que tres carabelas... Es un plasta.

  Hay que tener mucha suerte para ser un día memorable. Estar en el sitio adecuado en el momento adecuado para ganarse un rincón en las enciclopedias, como el día que estalló la bomba atómica, el desembarco de Normandía, el comienzo de la Reconquista, la batalla de Trafalgar, el día que nació... Eh?......si, hombre, ese que era la ostia, que hacia milagros y devolvía la vida a los muertos... si, hombre, si... ¡Me cago en Cristo, ahora no me acuerdo!...... 

Bueno, es igual, lo que quería decir es que tengo una oportunidad entre mil de ser un día especial... ¡Cómo no se le ocurra a alguien montar una guerra (espacial, por ejemplo) o alguien asesine al presidente de los Estados Unidos de un  par de balazos, lo tengo claro!... Me tendré que conformar con ser el día en el que un tal Robert G.M. asesinó a su cuñada y a su suegra en casa de su hermanastra, o el día en que nació Alberto S.M. que igual dentro de unos años es un científico importante y descubre la vacuna contra el SIDA, o ser el día en que Aurora H.J. fue violada en una calle muy cerca de su portal, o ser el día más lluvioso del año (Al día siguiente saldría en los periódicos: "AYER FUE EL DÍA MÁS LLUVIOSO DEL AÑO") por lo menos me recordarían un par de días.

  Ser un día cualquiera es muy parecido a ser un hombre cualquiera. Los humanos os pasáis la vida intentando ser especiales para que vuestro ego se sienta satisfecho, como si ser un hombre corriente fuese la más triste de las condiciones humanas y no os dais cuenta, como yo, que los hombres memorables y los días memorables son solo simples anécdotas, tan absurdas como ser recordado como el primer hombre que pisó la Luna o, en mi caso, como el día en que el hombre pisó la luna... Son solo referencias que animan a los demás a querer ser recordados después de la muerte... Ya nadie se acuerda que fue un hombre vulgar el que inventó la rueda, sin el cual nadie hubiera llegado a la Luna (ni a la Luna ni a la esquina)... Nadie se acuerda quien inventó la alpargata, ni el martillo, ni quien fue el primero en utilizar un vaso, un tenedor, un carro, una flecha, quien fue el primer criador de pollos, de cerdos, de patatas, a quien se le ocurrió pisar la uva para hacer vino, mezclar la harina con agua para hacer pan, quien se invento la primera palabra, que niño fue el primero en decir "MAMA" o "NO QUIERO SOPA", que hombre se cagó en Dios la primera vez y a quien coño se le ocurrió coger los granos de café, tostarlos, molerlos y después filtrarlos con agua hirviendo.

Fuese quien fuese, nadie se acuerda de él... ¡Ha hecho erupción un volcán en Japón!... Me recordarán un par de días más, o tres si hay muchos muertos, o cuatro si alguien importante es tragado por la tierra... A lo mejor se produce un terremoto... el mas violento del siglo y, dentro de unos meses, montan un macroconcierto para ayudar a los damnificados. Puede que dure hasta 6 meses en la memoria de la historia y varios años en la de los familiares de los muertos...  La verdad, no sé si me apetece...  Casi prefiero pasar desapercibido y terminar mis 24 horas en paz, sin hacer demasiado ruido. Creo que voy a empezar a llamar al Jueves 9 de junio de 2011 para que empiece a calentar... Voy a esperar mi final con la tranquilidad de haber sido un día cualquiera, no vaya a ser que reviente todo antes de la medianoche.

  Buenas noches Señor o Señora Cualquiera, quizá nunca más recuerde este día. Ha sido un día tan vulgar que casi me enorgullezco de ello...  No me guarde rencor si las cosas no le han salido bien hoy, es parte del juego...  Cualquier día de estos nos volvemos a ver, quien sabe.